Particularidades a tener en cuenta para un Masaje Tailandés

Cursos de masaje tailandes cursos profesionales en Galicia y Tailandia

Durante la práctica de los masajes tailandeses, se deben tener en cuenta ciertas particularidades físicas o dolencias momentáneas o establecidas en el cuerpo físico de quienes los solicitan. Afecciones neurológicas como lo son la ciática y el lumbago, deben ser tratadas con medida, evitando las posturas que pudieran incrementar el dolor de las zonas afectadas.
Cuando hay esguinces, se hace necesario no realizar estiramientos, así como tampoco presiones en la zona indicada.
Lesiones de relevancia en la columna vertebral, han de ser tratadas con mucha cautela, evitando aquellas posturas que pudieran provocar molestias.

Si la persona presenta el síndrome del seno carotídeo, entonces el dador deberá tener en cuenta que debe evitar los movimientos que involucran necesariamente la zona del cuello, y no deberá efectuar la parada del flujo sanguíneo.
Algo más a tener presente es el caso de que la persona pueda llevar una prótesis, y entonces el dador no deberá realizar ninguna acción que involucre la articulación.

No se puede trabajar la zona abdominal cuando la persona presenta úlcera péptica, y se evitará todo tipo de movimiento que cause dolor.
Para todas las algias pélvicas, lo indicado es evitar las presiones y los estiramientos que pudiesen aumentar el dolor.
Las personas que presenten várices tortuosas o con relieve, no deben recibir los masajes en las zonas afectadas, y tampoco recibirán la parada de flujo sanguíneo.

Deja un comentario